Es uno de los pilares fundamentales en el campo de la Podología.
Es un primer o continuo encuentro con el facultativo, en el que el paciente toma contacto con el podólogo, exponiendo su motivo de consulta ante la sospecha desconocida de alguna lesión, dolor, o alteración en sus pies.
Desde este departamento se valora la decisión de remitir a otros colegas según la patología asociada que determine o no su motivo de consulta, si así lo ve conveniente el Podólogo.

Las patologías más comunes a tratar son:



  • Saneamiento de láminas ungueales.
  • Papiloma Virus Humano – PVH (Verrugas)
  • Infecciones bacterianas de diferente índole
  • Toma de cultivo de uñas y tejido dérmico para descartar onicomicosis (hongos, levaduras,…)
  • Onicocriptosis (uñas encarnadas).
  • Cirugía ungueal ambulatoria.
  • Hiperqueratosis (“durezas”) - Hpqt
  • Helomas (“callos”, “ojos de pollo”, …) – HL
  • Uñas de Resina Clínica – Uñas distróficas
  • Hiperhidrosis - Exceso de sudoración
  • Ortesiología – Ortesis de silicona personalizadas.
  • Onicotraumatismos
  • Cualquier otra patología de tobillo y pie.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted