Es uno de los pilares fundamentales en el campo de la Podología.
Es un primer o continuo encuentro con el facultativo, en el que el paciente toma contacto con el podólogo, exponiendo su motivo de consulta ante la sospecha desconocida de alguna lesión, dolor, o alteración en sus pies.
Desde este departamento se valora la decisión de remitir a otros colegas según la patología asociada que determine o no su motivo de consulta, si así lo ve conveniente el Podólogo.

Las patologías más comunes a tratar son:



  • Saneamiento de láminas ungueales.
  • Papiloma Virus Humano – PVH (Verrugas)
  • Infecciones bacterianas de diferente índole
  • Toma de cultivo de uñas y tejido dérmico para descartar onicomicosis (hongos, levaduras,…)
  • Onicocriptosis (uñas encarnadas).
  • Cirugía ungueal ambulatoria.
  • Hiperqueratosis (“durezas”) - Hpqt
  • Helomas (“callos”, “ojos de pollo”, …) – HL
  • Uñas de Resina Clínica – Uñas distróficas
  • Hiperhidrosis - Exceso de sudoración
  • Ortesiología – Ortesis de silicona personalizadas.
  • Onicotraumatismos
  • Cualquier otra patología de tobillo y pie.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted